Cuadro de texto: VOLVER A TURISMO EL EXTERIOR DE LA ERMITA

En 1449, habiendo concluido ya la construcción de , existían junto a la ermita una bodega y dos casas de morada: la ocupada por el santero y la que acogía a los que venían a velar a ya construida , en 1549 ésta fue reformada  para la construcción del Camarín y el acceso al mismo, de forma que rodeaba el templo una galería abierta de arcos peraltados actualmente ocultos. 

       La arquería de la fachada sur de , de estilo mudéjar, está compuesta por arcos muy peraltados que se apoyan sobre pilares poligonales, siendo los únicos que hoy permanecen al descubierto, puesto que los del norte y del oeste fueron cegados al levantar las construcciones anejas

Tras la arquería se observa una puerta de acceso al interior del templo con arco de herradura enmarcado en alfiz donde aparecen restos de columnas romanas.

A finales del siglo XVI la iglesia era la misma que ahora se puede contemplar, salvo que no contaba con la espadaña ni con el camarín; pero si puede que contara con algún pequeño campanil sobre el arco toral, ya que encima de dicho arco, hasta 1494, había una esquila. Ya en 1603 se compró la campana de de Ntra. Sra. del Ara, que aún perdura hoy día.

 La espadaña, cuya construcción se finalizó a finales del siglo XVII y principios del XVIII, se levanta sobre los muros de los pies de la iglesia y se compone de dos cuerpos: El primero con dos vanos con arcos de medio punto y el cuerpo superior con un solo vano y dos aletones triangulares curvos. Ambos cuerpos tienen medias columnas adosadas y el superior se corona con un frontón triangular.

            Todo el edificio está orientado hacia saliente, contando con una única nave de 17m de longitud por 8,5m de anchura y cubierta con bóveda de cañón.

 Entrando en el patio que forman los pies del templo se pueden observar las construcciones anejas, construcciones que aparecen en la documentación hallada de de Santiago del modo en que sigue a continuación:

Siguiendo en el patio se observa una fuente en la que los feligreses arrojan monedas y piden sus deseos.En la parte norte, en el cercado interior de los aposentamientos mandados  a construir por el prior García Ramírez, se puede contemplar un cierto número de tumbas de diferentes tamaños excavadas en el suelo rocoso, que aunque están pendientes de estudio, se cree que puedan ser tumbas fenicias.

                       Ver imagen en tamaño completo.